18 de diciembre de 2010

Cuando la vida te ofrece un sueño que supera ampliamente cualquiera de tus expectativas no es razonable lamentarse de su conclusión.
La verdad es que desde que te ví por primera vez nunca he sabido como acabaría todo, es más, lo único que sé con certeza es como empezó todo.

4 comentarios:

  1. es la pura verdad. Espero más post tuyos !
    te sigo :)

    ResponderEliminar
  2. Un blog preciooso, me encanta! te sigo un besito y pasate por el mio aver si te gusta!:)
    www.cuuoree.blogspot.com

    ResponderEliminar